Anécdotas de un #IgersPoteGasteiz

Iniciamos el primer #IgersPoteGasteiz y nos encontramos con un problema. Nadie pasa por la balconada y aun no tenemos el palo de los selfies. Toca esperar a que alguien suba por allí y nos haga la foto de grupo. Casualidades de la vida, aparecieron Vicen, Toni y Xavier. Vimos cámaras colgadas al cuello y directamente les tocó hacer la foto.

Empezamos una de esas conversaciones entre  turista y nativo. Venimos de Valencia, recomendarnos un restaurante, que puedo comer y beber, donde voy, que museo visito, etc.  Ante esa situación y casi sin pensarlo les propusimos ¡Venir con nosotros y os lo enseñamos!. Y nada. así sin más aceptaron.

Las siguientes tres horas las pasamos en grande. Toni y Vicen son los padres de Xavi. Empezamos a encontrar temas comunes: la fotografía, viajar, cine, educación, política… bueno le dimos un  repaso al mundo entre pintxo y pote. Se hacía tarde y nadie se quería ir a casa. Con pena nos despedimos en la puerta de un restaurante pensando si el destino nos volvería a juntar en algún momento. Intercambiamos los mails y números de teléfono.

Desde entonces en todas las ediciones de #IgersPoteGasteiz alguien siempre saca el tema. Al llegar la navidad decidimos de nuevo escribirlos y hacerles llegar un poquito de Vitoria- Gasteiz para celebrar las fiesta.  Unos mantecados Felipe II, uno de los productos estrella de la ciudad.

Y la historia sigue con mail, cartas, fotos y la invitación para hacer un #IgersPoteGasteiz en Xativa. Nos mandan este atardecer para ir poniéndonos en situación.

De nuevo como siempre dice Phil; la foto es una excusa.  

Anecdotas-de-un-igerspotegasteiz